– ROSITA –

– ROSITA –

Enero, 2018

Desde el año pasado que he venido viviendo una metamorfosis en mi vida, que se incremento este 2018.
Conocí a Pralad por casualidad, sus fotos atrapan a cualquiera y me atraparon. Cada vez que veía una obra de el sentía unas ganas tremendas de ser fotografiada por su talento; pero los pequeños fantasmas internos subían a mi mente. Siempre quise despojarme y romper ese tabú social que te inculcan en cada etapa de tu vida. Me asuste, me preocupe, pero sabía que debía hacerlo y decidí escuchar ese estallido interno que me pedía a gritos romper esas barreras mentales y sociales.

En la sesión completa fui parte de un lugar tan salvaje, espontáneo y libre que logre mimetizarme entre tanta naturaleza; hojas, tierra, sonidos y viento en mi cuerpo. Todo fluyo y bailo a mi alrededor. No podría haber sido tan mágico y perfecto.

Ese caluroso día de enero, mientras caminábamos hacia el cerro San Cristobal, sentí un hormigueo en todo el cuerpo e intentaba canalizar todas las emociones de ese momento; el primer “escenario” lo eligió con tanta vehemencia, que puedo jurar que se conecto al máximo para fotografiarme en un lugar que podría decir que era mi entorno, mi esencia hecha paisaje.

c02394.jpg
c02446.jpg

Desde ese día se inicio en mi ese sentido propio y tan personal de amor por la revolución y la desnudez natural y libre.Pralad con su arte sin quererlo hizo que se revelara en mi la intimidad y deleites mas profundos. Lo solemne y lo vital, me hice dueña de cada sentimiento y sensación.

Después de la segunda sesión “Bondage”, sentí que un animal se proyectaba a través de mis ojos, ese animal interno se plasmo en mi retina, salió y no volverá a su lugar, se quedara conmigo. Me sentí casi como NATALIE PORTMAN en “El Cisne Negro”.

c04494.jpg
c04728.jpg
c04634.jpg

Por eso pienso que exhibir el cuerpo desnudo en publico es un grito de guerra por la libertad, pacífico y callado, pero tan claro que resulta imposible de ignorar; porque la desnudes, si no es comercial, asusta. Dejemos de asustarnos tanto y comencemos a fluir y a conectarnos con lo que nos rodea.


Pralad, tu no enseñas con palabras, enseñas con tu arte .

Eternas gracias !!

c04664.jpg