VENDAVAL

VENDAVAL
 

VENDAVAL

Si busco una palabra para definir lo que he sentido esta última semana, la más acertada es VENDAVAL. Un vendaval de emociones y contradicciones.

Vi el trabajo de Pralad hace tiempo y no dudé en escribirle! Sin conocerlo sentí que era la persona correcta para vivir esta experiencia para mi tan intensa.

 

Llevábamos ya un par de meses intentando coordinar para hacer esta sesión sin poder concretar por diferentes motivos. Quizás por eso lo seguía viendo como algo lejano y estaba super tranquila.

Pero llegó el día en que finalmente logramos alinear nuestros tiempos, nuestros universos. Cuando vi un mensaje que decía “próximo viernes?” comenzó en mi una verdadera tormenta. Y no lo digo porque haya sido una semana tormentosa, al contrario! Fue como una tormenta eléctrica. Todo el tiempo, todos los días, sentí mariposas en el estómago, el “nervio rico”.

 

Me gusta sacarme fotos a mi misma, siempre me gustó. Me gusta mostrar piel, sentirme sensual en mis fotos, me gusta mirarme a través de mi cámara y sentir un calorcito en todo el cuerpo que me dice “dale, saca la foto, te ves demasiado rica”. Fotos que a veces comparto con el resto, algunas se las envío a mi novio a modo de juego o algunas simplemente las guardo para mi. Es algo que incluso me ha ayudado a amar más mi cuerpo, a erotizarlo tanto para mi como para mi pareja y eso también a hecho que mi sexualidad explote, que haya más juegos entre nosotros, más ganas de probar cosas nuevas.

Pero esta vez la cámara sería la de alguien más.

 
c00439.jpg
 

En un comienzo mi ansiedad y necesidad de planificar todo, organizar todo, tener todo bajo control, me hacían pensar que algo tan nuevo para mi (posar frente a la cámara de alguien más) y tan fuera de mi zona de confort me iba a superar y me iba a arrepentir, o no iba a poder relajarme y entregarme como quisiera al momento de hacer las fotos, me imaginé todos los peores escenarios posibles. No fue fácil lidiar con todas esas emociones, mi mente a veces me traiciona, pero a medida que se iba acercando el día me fui sintiendo más serena, más segura, más tranquila. Me di cuenta de que no podía permitir que una experiencia así de especial, algo que puede ser tan lindo e incluso marcar un antes y un después súper positivo en mi vida, me generase sentimientos negativos como la duda, la inseguridad, la vergüenza, frustración con mi propio cuerpo. Hubo un cambio en mi, decidí disfrutarlo y disfrutarme y todo el proceso en mi interior fue maravilloso.

 
 
 

Y cuando el día llegó, de principio a fin la experiencia fue perfecta. Desde que Nan me dejó hermosa con el maquillaje (gracias <3 ) hasta que llegamos al lugar con Pralad a hacer las fotos. Simplemente me saqué toda la ropa y empezamos. No lo pensé. Ni lo muerta de frío que estaba logró opacar lo feliz que estaba!

 
 

Solo puedo decir que, definitivamente, esta será la primera de muchas experiencias como esta que quiero en mi vida <3

 

Sara

IG: @saraltamiranos