El Azar
 

Nunca pensé que no podía sentir vergüenza posando desnuda para una sesión de fotos.

Siempre he tenido poca consideración por mi cuerpo, tantos defectos físicos, poca autoestima.  Todo esto me llevó a tratar de ocultar ciertos aspectos físicos en lugar de aceptarme a mí mismo como soy, o incluso apoyarlo o ponerlo en exhibición.

Hoy descubrí que cuando uno es consciente de la inexistencia de la perfección y se enfoca en la belleza de la diversidad, todo puede encontrar espontaneidad y comodidad insuperables.  La experiencia de hoy me ayudó a romper las barreras de la vergüenza y definitivamente me convenció de tomar el camino de la autoaceptación y el respeto propio.

Gracias a Pralad, Catalina y Pochi por darme la posibilidad de vivir esta experiencia.

 
c06368bn.jpg
c06316bn.jpg
 

El azar me permitió acompañar en esta hermosa experiencia a Rosamaría -antes de su regreso a Italia- y junto a Pochi enfrentar nuestros cuerpos a la naturaleza otoñal, libres de pudor y de complejos. Descubrir nuestros colores en el paisaje mientras mirábamos Santiago, la ciudad que nos unió, será inolvidable.

Mil gracias Pralad por guiarnos y por el profesionalismo que hizo que nos desenvolviéramos totalmente cómodas y tranquilas.

 

Catalina @catmnt

 

Surgió de manera inesperada, y fue tomada como un desafío de desarrollo personal, resultando una experiencia liberadora, de amistad, y de conexión con una y el resto. Gracias Pralad por la oportunidad, profesionalismo y por sobre todo la pasión.

 

Pochi @poc.si